//Utensilios tradicionales de corcho

Utensilios tradicionales de corcho

Utensilios tradicionales de corcho

 

En mi última entrada de “corcho para decorar” hice referencia a esos utensilios de corcho que habíamos visto en nuestras casas; pues mi post de hoy va dedicado a los utensilios tradicionales de corcho, esos objetos que hacían la vida cotidiana, de hace unas cuantas décadas, un poquito mas fácil.
Pero antes de hablar de cada uno de ellos, me gustaría recalcar las condiciones de vida de entonces:

 

En los años 50, 60 y 70, por estas tierras no era fácil encontrar objetos cotidianos que hoy tenemos al alcance de todos los bolsillos y al doblar cualquier esquina. Además las condiciones de trabajo no eran las mismas que hoy, nuestros padres y abuelos iban a la saca de corcho, cada verano, soportando altas temperaturas, durmiendo debajo de un alcornoque y con el “jato” justito hasta que pudieran regresar al pueblo a “jatear” de nuevo. No había neveras, ni fiambreras o “tapers”, ni termos, ni baños de plástico de cualquier medida. Pero sí contaban con un gran aliado, con un producto aislante (térmica y acústicamente), biodegradable, ecológico, impermeable y al alcance de su mano: el corcho.
Es por esto que utilizaban el corcho para todo, porque aprovechaban sus muchas cualidades haciendo de éste un producto muy versátil.
Por ejemplo: si cuando estaban sacando el corcho de un alcornoque se encontraban con una protuberancia de forma convexa, lo sacaban tal cual, y obtenían así la mejor ensaladera para el gazpacho de poleo típico sanvicenteño. Me cuenta mi madre que todavía guarda uno que le regalaron cuando se casó, y me ha prometido que un día de estos, hará un gazpacho en él. Ya os contaré si realmente sabe diferente. Estamos hablando del “corcho” en su faceta de ensaladera o bol, en la que aprovechamos la propiedad impermeable del corcho y no se vierte ni una gota de lo que pongamos en él.
Otro uso de este mismo recipiente es para guisar la carne en las matanzas, es decir, echar en el corcho los trozos de carne del cerdo recién matado y añadirle los guisos necesarios para convertirlos en chorizos, patateras o salchichones, o mejor aún, para guisar los buches. Una vez llenos los embutidos, se lava bien el corcho con “jabon de sosa”, se pone a secar al sol y queda blanco, limpio y reluciente hasta la próxima matanza.

 

Sabías que la primera fiambrera era de corcho? Hacían un recipiente cilíndrico y atado con cuerdas o con cuero. La tapa también era de corcho con una hebilla de cuero. La llevaban todos los sacadores para guardar en ella la comida, hacían un agujero en el suelo y la ponían allí dentro, a salvo del calor y de las hormigas, pues el corcho es el mejor aislante.

 

Y que me decís del corcho que había en todas las fuentes? Un recipiente con mango y una parte cóncava (como una cuchara grande). En el mango un agujero para poner una cuerda y poder colgarlo al lado de la fuente, para que todo el que llegue allí calme su sed. Qué buen compañero de viaje…

 

Cuantos utensilios de corcho hemos visto en casa: palilleros, maceteros, asientos (ya les dedicó un post Susana), corchos que utilizaba la abuela para llevar la ropa a la fuente de Juan Durán para lavarla…

 

Cuantos recuerdos verdad?, mi madre cuenta y no para. Y tú que utensilio tradicional de corcho recuerdas con especial cariño? Compártelo con nosotros!

 

Por | 2017-06-25T13:37:34+00:00 2 mayo 2016|Categorías: Identidad del corcho|Sin comentarios

Acerca del autor:

Muy interesada por el mundo de la moda y los complementos. Cuento con gran experiencia laboral con el corcho en su origen y su primera transformación. Soy la encargada de contar todo lo que el corcho puede aportar a algo tan cotidiano como nuestra forma de vestir y vivir. Intentaré sorprenderte en cada entrada con todo lo que el corcho tiene que aportar a la moda sostenible.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies