Cuando queremos personalizar nuestro terrario lo primero que pensamos es en el confort del animal o de las plantas que va a albergar y para ello nada mejor que un elemento natural como los tubos de corcho.

 

En el terrario pretendemos recrear, de manera artificial, las mismas condiciones de humedad, temperatura e incluso insolación de la especie animal o vegetal que queremos que viva en su interior. En definitiva vamos a crear un hogar lo más parecido al que tienen en su hábitat natural para que nuestras mascotas o plantas se sientan como en su casa.

En el mercado encontramos todo tipo de productos que nos pueden servir para los diferentes tipos de terrarios y de ecosistemas, pero en todos ellos siempre hay una peculiaridad, intentar tener elementos naturales, como los tubos de corcho.

Los tubos de corcho nos aportan muchas ventajas, la primera e indiscutible es que es un elemento 100% natural y 100% sostenible.

A los tubos de corcho les podemos dar varios usos, como refugio de nuestras mascotas, ya que podemos buscar los tubos de corcho de diferente diámetro para adecuarse al tamaño de nuestro animal, como los que nos ofrecen en Corcho por Naturaleza, y también los podemos usar, como madrigueras, para que puedan criar y hacer dentro su nido o su paridera. Un sitio que siempre estará seco, recuerda que el corcho es impermeable y que además mantendrá una temperatura interna cálida, ideal para las crías, ya que el corcho es aislante y mantiene la temperatura.

 

Los tubos de corcho, no están tratados con ningún tipo de químicos y no han recibido ningún otro tratamiento, el corcho se encuentra igual que si estuviera en el alcornoque, con lo que no hay peligro de que el animal pueda roerlo e intoxicarse o que transmita alguna enfermedad, ya que su bajo contenido en agua y la presencia en sus células las suberina, lo hace inatacable por microorganismos.

 

Los tubos de corcho presentan unas rugosidades naturales propias de este tipo de corcho que harán las delicias de las especies animales que viven en nuestros terrarios.

Incluso si usamos los tubos de corcho en hábitats tropicales en los que el exceso de humedad puede afectar con el paso del tiempo a otros materiales, el corcho permanecerá inalterable y puedes olvidarte de los problemas de putrefacción, puesto que es un material imputrescible, presentando una de los índices de más alta resistencia a las variaciones atmosféricas que cualquier otro material.

 

Además de tubos de corcho, en Corcho por Naturaleza, podemos encontrar cuevas o planchas de corcho más planas para que podamos usarlo en paredes o suelos, dando un aspecto más cálido a nuestro terrario o aportando sustrato para nuestras plantas.

Y olvídate de las temibles deformaciones, cuando por fin lo has colocado como tu querías en la pared del terrario, puesto que el corcho, por mucho tiempo que pase, no se deforma.

 

En definitiva, lo que buscamos es crear un hábitat lo más parecido al ecosistema natural en el que viven nuestras mascotas o plantas, pues con los tubos de corcho o los distintos tipos de corcho que tenemos en Corcho por Naturaleza, te garantizamos que visualmente llamará muchísimo la atención y que gracias a todas las ventajas que el corcho te ofrece podrás observar como la vida se desarrolla en el magnífico terrario que has creado con elementos naturales y que además son respetuosos con el medio ambiente.