Nuestro Packaging ecológico

Dice el dicho que no solo importa el contenido, también el continente. Quizás es por eso que además de esforzarnos por comprar el regalo ideal para nuestros amigos o familiares, también procuramos que estén envueltos de la forma más amorosa, cuidada, detallista y original.

Si bien es cierto que el envoltorio es importante, también lo es que debemos procurar convertirnos en consumidores responsables con nuestro planeta. En Corcho por Naturaleza tenemos una filosofía completamente verde cuya misión es elaborar nuestra actividad de la forma más arraigada a nuestra tierra y responsable con la naturaleza, lo que nos hace desarrollar productos 100% sostenibles, además de artesanales. Al igual que se está desarrollando una grata tendencia de cambiar la bolsa de papel por la de tela, en los envoltorios de regalos debería ocurrir algo similar. Por eso, desde Corcho por Naturaleza proponemos dos tipos de packaging: el packaging ecológico y el envoltorio original.

 

Packaging ecológico:

Ser respetuoso con el medio ambiente significa llevar por bandera el lema de las 3 “R”: Reducir, reciclar y reutilizar. En Corcho por Naturaleza estamos absolutamente convencidos de que nuestra razón de ser es desarrollar un negocio 100% sostenible. Es por ello que decidimos realizar los envoltorios de nuestros productos con envases ya usados previamente.

Con esta idea en mente, comenzamos a reciclar y reutilizar las cajas de cartón que los negocios vecinos desechaban. El proceso que seguimos es de los más sencillo: como los comercios locales reciben semanalmente cajas de cartón de sus proveedores, nosotros les pedimos las que se encuentran en mejor estado y aún pueden tener nuevos usos. Si bien es cierto que evitamos las cajas rotuladas, pues contienen sustancias químicas, procedentes del petróleo, que son nocivas para el medioambiente.

Con un gesto tan sencillo como este, logramos reducir los residuos que se producen en los alrededores de San Vicente de Alcántara, nuestra localidad. Y además evitamos el impacto medioambiental que produciría el hecho de que un repartidor transportase cajas vacías hasta nuestro taller.

También reutilizamos los periódicos viejos de nuestros vecinos, con los que hacemos bolas de papel que colocamos en las cajas de nuestros artículos. De esta manera evitamos que estos se golpeen durante el trayecto que recorren hasta llegar a su destinatario.

Esta es nuestra forma de unirnos a la ola del packaging ecológico: consciente y sencilla de aplicar. Pero aún podemos proponeros otra forma de hacer envoltorios originales y sostenibles que, sin duda, deleitará a los clientes.

 

Envoltorio original:

Para Corcho por Naturaleza es realmente importante que la experiencia de nuestro cliente sea del todo satisfactoria, por lo que desde el origen de esta empresa hemos tenido muy en cuenta hasta el mínimo detalle.

Queremos que nuestro cliente se fascine con nuestro producto antes incluso de abrirlo, por lo que hemos creado unos envoltorios muy originales, elaborados por las manos de nuestros artesanos. Y, cómo no, con nuestro sello personal: hechos de corcho.

Para nuestras piezas de bisutería, elaboramos unos elegantes y auténticos envoltorios que contienen toda la esencia del alcornoque… ¡Listos para deleitar al afortunado que reciba este regalo! Los envoltorios del resto de artículos también los producimos con cartón reciclado, de la forma que previamente hemos detallado. Como cierre, utilizamos unas cuerdas en color naranja, el tono de nuestra marca. Eso sí, lo hacemos a la antigua usanza, es decir, usamos cuerdas como las que ya empleaban nuestras abuelas. La hoja, que simula a la de nuestros amados alcornoques, está elaborada en fieltro, mientras que la bellota está realizada con una boina de la bellota natural que nuestros propios colaboradores recogen en los campos de alcornoque de la Sierra de San Pedro de San Vicente de Alcántara, en la provincia de Extremadura. Conviene recalcar que estas boinas de bellotas proceden de los frutos que se han desprendido del árbol, sin ningún tipo de mediación humana. Como el color de la bellota no siempre es el mismo, cada paquete lleva la personalidad del fruto del que procede. Sin embargo, le dejamos al cliente la posibilidad de escoger el color que prefiere siempre y cuando lo haga saber en las observaciones del pedido.

 

Como podéis ver, nuestra filosofía es evitar los plásticos contaminantes, por lo que apostamos fuertemente por el reciclaje y por los productos biodegradables que, además, pueden reciclarse. Ser un productor o consumidor responsable significa ser respetuoso con el medioambiente, con nuestra tierra y con el futuro de este planeta. Por eso, como productores, animamos al resto de comerciantes a que cuiden de forma responsable su negocio, desde la elaboración del producto hasta que este llega a manos del cliente. Entre todos, podemos hacer de este mundo un lugar mucho mejor.