Mientras duren los últimos latigazos soleados del verano, las gafas de sol serán nuestros grandes aliados. Pero ya sabemos que este complemento es tan útil y estiloso como frágil. Por eso, en este artículo te diremos por qué deberías tener una funda para tus gafas… y mejor aún, ¡una funda de corcho!

Da igual que te compres las gafas más caras y actuales del mercado… siempre tienden a romperse o, por lo menos, a rallarse. No es tan complicado imaginarnos una situación en la que se te caen tus gafas al suelo. O, por qué no, en la que alguien se sienta encima de ellas por error. Otro clásico inolvidable es cuando llevas tus gafas en tu bolso o mochila y, accidentalmente, lo golpeas contra una pared o lo tiras en la mesa de mala gana… La conclusión es clara: Si no tienes una funda para tus gafas, siempre existirá la posibilidad de que se te rompan. 

Y qué mejor protección para tus lentes que nuestro estuches para gafas rígido, elaborado en corcho natural. Esta funda presenta una sólida estructurada rígida para que ni un solo golpe le haga ni el menor rasguño a tus gafas. Y, además, ¡es muy elegante!

Pero, además de romperse, las gafas se rallan. Este es otro motivo más para usar un estuche… pues ya sabemos lo común que es tener que deshacernos de unas bonitas gafas solo por un rayón. Por otra parte, si tienes suerte y ni se te rallan ni se te rompen, te aseguramos que lo más probable es que se te ensucien. Y, la verdad, no es muy agradable cuando te pones unas gafas y lo primero que ves es una misteriosa neblina, producto del cristal rallado.

Supongo que también recordarás una escena habitual: vas a salir de tu casa y no encuentras tus gafas. Te aseguramos que con una de nuestras fundas, las encontrarás con muchísima más facilidad.

Y, como último motivo, hay que decir que la funda da estilo, más si está hecha de corcho y es plegable. Sí, has leído bien, plegable. Con nuestro estuches para gafas de corcho plegable, no necesitarás apenas espacio cuando la cierres, pues quedará totalmente plegada. Esta original funda con forma de triángulo cuenta con una gran ventaja: incluye cierre de imán para que no haya forma de que se salgan tus gafas y queden así completamente protegidas. Te aseguramos una cosa: no pasarás desapercibido con este estuche para gafas de corcho.

Y ahora que nos hemos convencido de las ventajas de los estuches para gafas, nos preguntaremos: ¿por qué de corcho? Pues bien, básicamente porque el corcho es un material sostenible, además, de 100% natural. Así que ya sabes, todos son ventajas a la hora de hacerte con un estuche de gafas de corcho.